Si te contamos como empezó, no nos vas a creer.

En 2015 nació Renée, de la mano de Jose y un perchero de leggings. La propuesta estaba pensada para la mujer moderna que quiere estar cómoda y canchera a la vez.

El perchero empezó a crecer y a diversificarse, sin alejarse de sus tres bases principales:


ATEMPORALIDAD


COMODIDA


CALIDAD


Junto al perchero, creció el equipo. Cada integrante aporto algo propio y único al desarrollo de la marca, y formamos un equipo que día a día lo da todo.


Diseñamos íntegramente las prendas y rompemos las bases de la comunicación. Buscamos y crecer con cada experiencia.


Concentramos nuestras mejores energías en que VOS, nuestra clienta, recibas la mejor atención que podemos darte.


Ojalá notes todo el amor y el esfuerzo que hay detrás. Sin vos no podríamos haber llegado donde estamos hoy.


Nos queda un largo camino por andar. Gracias por confiar en nosotras y ayudarnos a seguir creciendo.